Retinopatía Diabética


¿Cual es la causa?

La retinopatía diabética es causada por el daño a los vasos sanguíneos de la retina. La retina es la capa de tejido que está en la parte de atrás del interior del ojo. Ésta transforma la luz y las imágenes que entran al ojo en señales nerviosas que son enviadas al cerebro.
Los niveles elevados de glucosa en la sangre puede dañar la pared de los vasos sanguíneos haciéndolos más permeables, permitiendo la salida de líquido, que provoca edema (hinchazón). Cuando el líquido se acumula en la parte central de la retina, la visión se hace borrosa, a esto se le llama EDEMA MACULAR. Además, la mala circulación en los vasos de la retina puede provocar la creación de nuevos vasos bastante más frágiles que los normales y que sangran con facilidad .

¿Se puede curar?

La retinopatía diabética no se puede curar, pero existen tratamientos eficaces para conservar la visión que aún se tiene y reducir el riesgo de continuar perdiendo visión. Estos tratamientos incluyen láser, fármacos inyectados en el ojo y la vitrectomía. Además, es necesario un estricto control del azúcar, la presión arterial, el colesterol, la anemia, el peso y la enfermedad renal, puesto que ayudan a reducir el riesgo de aparición y de progresión de la retinopatía diabética.

¿Cómo se trata?

Su oftalmólogo le puede sugerir la fotocoagulación con láser. Durante la fotocoagulación con láser, el oftalmólogo enfoca un haz de luz láser sobre la retina. Esto crea cicatrices en las áreas de la retina afectadas para evitar la formación de nuevos vasos sanguíneos. La fotocoagulación con láser también se utiliza para sellar las fugas de los vasos sanguíneos que pueden causar edema o hinchazón en la mácula. El objetivo principal del láser es evitar la pérdida de visión y no restaurar la visión que ya se ha perdido, por lo que la búsqueda de la retinopatía diabética temprana es la mejor manera de prevenir la pérdida de la visión.

¿Qué pasa si una hemorragia ya ha ocurrido?

Si se produce hemorragia y se pierde la visión o si existe un desprendimiento, con la cirugía (vitrectomía) se puede restaurar la visión.
La vitrectomía se realiza bajo anestesia local o general. El médico hace unas pequeñas incisiones en el ojo y retira el gel vítreo impregnado de sangre y lo sustituye por una solución salina. Debido a que el gel vítreo es principalmente agua, usted no notará ningún cambio entre la solución salina y el gel vítreo original.
Gracias a este procedimiento, muchas personas que antes eran ciegas pueden ver ahora.

Qué puede hacer para proteger su visión

Antes que nada tiene que controlar sus niveles de azúcar y colesterol en sangre, su tensión arterial y su riñón, evitando la anemia y la obesidad. La mejor manera de controlar la enfermedad ocular en personas con diabetes es encontrar y tratar la enfermedad de los ojos lo más temprano posible antes de que cause pérdida de la visión o ceguera. Así que si usted tiene diabetes, asegúrese de recibir un examen completo de los ojos con dilatación de forma periódica. Además, mantenga un buen control de su diabetes y los otros problemas de salud reseñados.