Oftalmología Pediátrica

Hay alteraciones oculares que deben detectarse en los primeros años de vida para que el tratamiento sea efectivo. Entre ellas destaca el estrabismo y los errores de enfoque o de refracción que si no se tratan provocan disminución permanente de la visión ("ojo vago"= ambliopía).
Las recomendaciones comienzan con un examen general del ojo cercano al nacimiento, seguido de un examen aproximadamente a los seis meses de edad.

A la edad de 3-4 años, los niños de nuevo deben ser evaluados y posteriormente a los cinco años.
Debe visitar al oftalmólogo si se descubren anomalías en estas evaluaciones. El oftalmólogo también debe consultar si el niño tiene algún factor de riesgo para la enfermedad de los ojos, como haber sido prematuro, o un historial familiar de ambliopia, glaucoma infantil, cataratas o tumores oculares.

Los problemas más comunes en niños suelen ser:

  • Miopia, Astgmatismo e Hipermetropía
  • Ojo vago
  • Estrabismo